Mi foto
Nombre:
Lugar: Villablino, León, Spain

jueves, febrero 23, 2006

Folklore tradicional de Laciana

Las comarcas de Laciana, Babia y Omaña, son las primeras en recoger y fomentar el folklore, que con en el paso de los años iba desapareciendo. Los pueblos limítrofes entre Laciana y Asturias son zonas de recopilación de folklore con motivo de investigación y comparación por la cercanía geográfica y mantienen un gran consorcio en sus costumbres. Laciana, las Babias Alta y Baja, Palacios del Sil y Omaña, en el noroeste de la Montaña Leonesa, son los Concejos claramente definidos por singulares aspectos geográficos y factores socioeconómicos distintos. Pero la cultura, formas de vida, tradiciones costumbres e incluso la lengua vernácula, aún con pequeños matices diferenciales, constituyen un fuerte vinculo de unión. Probablemente en aquellas legendarias migraciones de los pastores astures se deba de enraizar la identificación cultural entre ambas vertientes del antiguo Reino de León: las de la falda sur de la Cordillera y las que, rebasados los puertos de Ventana, Somiedo, Leitariegos y Cerredo, penetran generosamente en la tierra de nuestros buenos vecinos del Principado. El folklore de esta zona tiene una gran variedad y originalidad en la indumentaria, la música e instrumentos.

Algunas de las danzas más características que se pueden destacar son:
La Garrucha (baile lacianiego por excelencia),la Jota de Fasgar, la Garrucha del Pandero, la Jota de Babia, la Garrucha de Palacios, la Jota de Leitariegos, la Garrucha de la Braña, la Jota Montañesa o de Cuatro, la Juliana, la Jota del Pandero, el Careao, la Jota de la Baraja, Los Pollos…

El vestuario utilizado en las actuaciones llama la atención por su austeridad. En él no hay ornamentación alguna ni colorido. El material de confección es paño marrón oscuro tanto en el pantalón y chaleco masculino como en el manteo y chaleco o jubón femenino. Este manteo esta adornado con 1 o 2 cintas de terciopelo negro. Las camisas son de hilo al igual que las enaguas y prendas internas femeninas. El pañuelo de la cabeza de lana o seda, es la única pieza del vestuario llamativa, donde se encuentran bonitos estampados con colores vivos El calzado esta constituido por medias de lana y “escarpines” con “abarcas” o madreñas ferradas, a pesar de usar habitualmente zapatos. Las prendas se destacan todas ellas por su sencillez y austeridad. En las exhibiciones se muestran trajes con una antigüedad de siglo y medio y que usaban en diferentes momentos de la vida cotidiana como son, el traje de labor, el de domingo y el de fiesta, con todos sus componentes. Faltriqueras, discretos collares, pendientes y fajas de lana son los complementos del vestuario.


Los instrumentos más utilizados en las danzas son: el pandero cuadrado de unos 40cm de lado aproximadamente, forrado de piel de oveja curtida y adornado con gran variedad de cintas y grandes lazadas; las castañuelas o crótalos que llaman la atención por su gran tamaño y en ocasiones por sus magníficos dibujos labrados, con un sonido fuerte debido al tipo de madera y al tamaño de sus cuencos; la trompa o arpa bucal; el acordeón diatónico y la gaita que actualmente también añadimos en algunos temas.